6/10/10

Cómicos



CómicosJuan Antonio Bardem, 1953, España, Elisa GalvéFernando ReyEmma Penella.

El primer largometraje dirigido en solitario por Juan Antonio Bardem se erige en homenaje a aquellos que como sus propios padres dedicaron su vida a recorrer ciudades y pueblos por la geografía española para representar espectáculos teatrales durante la posguerra española. No hay crónica de la sociedad española de la época salvo la que respecta a las gentes del teatro a pesar de la profunda conciencia política del director (tan solo hay dos escenas en exteriores y una de ellas transcurre en el interior de un coche). Únicamente se expone una muestra de respeto hacia aquellas personas que plenas de vocación dedican su existencia al teatro, a andar entre bambalinas de lugar en lugar: pensiones, cafés, trenes; Bardem se dedica a relatar los entresijos de la profesión con sus celos, la renuncia a las relaciones sentimentales, la necesidad de aplauso y reconocimiento y su desencanto.



Película de una factura técnica notable, acogida con muy buenas críticas en Cannes e inspirada como el mismo Bardem reconoció en Eva al Desnudo y recuerdos autobiográficos, Cómicos se desenvuelve como un filme enormemente plástico y de estilo llamativo por su forma pero que destila cierta frialdad por ello. Sin embargo, es un ejercicio de planificación cinematográfica de envergadura destacando el virtuosismo de los encuadres y el uso exagerado de primeros (y primerísimos) planos, hecho que es un desafío absoluto para el reparto que, por cierto, pasa con nota -reparto por el que desfilan nombres como los de nuestro internacional Fernando ReyEmma Penella y su peculiar voz o Manuel Alexandre (con j por aquello de las cosas del Régimen), sin olvidar a Carlos Casaravilla o la argentina Elisa (Christian) Galvé-.

Documento realista que retrata las penurias y sinsabores, el "modus vivendi" y los anhelos de los cómicos, de una belleza formal evidente, no en vano Bardem quería demostrar su capacidad cinematográfica y se planteó el proyecto como una especie de doctorando de la formación recibida en la Escuela de Cinematografía y como oportunidad para plasmar en la práctica sus escritos teóricos publicados en varias revistas de la época, demostración que, según el mismo director, hace que se resienta la película. Aun así y -también- por mostrar un catálogo de técnica del medio, Cómicos es una obra importante si consideramos el estado de la cinematografía española de la época (dos años después se celebraron las Conversaciones de Salamanca, aquellas jornadas que reunieron a destacadas personalidades del cine español con el objeto de analizar la situación por la que atravesaba el mismo) y asimismo es un filme destacable si tomamos como referencia el conjunto de las producciones realizadas en el país a lo largo de la historia. Y ello sin mencionar el curioso papel protagonista femenino presentado como mujer independiente.



En definitiva, compendio de técnica desarrollado por Bardem que conseguía realizar un proyecto totalmente personal, sin problemas con la censura y dejaba atrás tanto sus colaboraciones con Berlanga (co-director , Esa Pareja Feliz, co-guionista , Bienvenido, Mr.Marshall) como sus adaptaciones de diálogos en castellano de co-producciones hispanas, dando paso al inicio de una interesante filmografía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada