12/6/11

Gunga Din



Gunga DinGeorge Stevens, 1939, EEUU, Cary GrantVictor Mc LaglenDouglas Fairbanks, Jr.

Superproducción considerada como una de los grandes clásicos de aventuras de todos los tiempos que se inspira en un poema de Rudyard Kipling y cuyo comienzo, tras los originales títulos de crédito enmarcados en un gong, no hace presagiar la gran dosis de comedia que despliega en muchos momentos. Esta vis cómica enseguida hace acto de presencia con la introducción del trío protagonista y es preponderante en el personaje interpretado por un notable Cary Grant.

La combinación comedia-acción funciona y consigue entretener sin más y eso que en ocasiones el humor ha envejecido o las situaciones planteadas son insultantes (veáse la escena en que Gunga Din, un Sam Jaffe sometido a maquillaje para caracterizarlo, hace la instrucción de soldado a escondidas con el Sargento Cutter, por cierto el que mejor lo trata de los tres amigos) producto de reflejar una actitud imperialista insostenible hoy día. Si despojamos a la película de esta visión colonialista (el fenómeno de los Thag está sometido a revisión y su estudio aún no ofrece conclusiones claras) y nos olvidamos de su bravura de macho podemos considerar el filme como se ha indicado al principio del párrafo.

La inversión de la RKO -recuperada en taquilla- se demuestra en una batalla final espectacular por sus dimensiones y en la que Stevens utiliza unos planos generales que no acaban de ser funcionales pero sí dan cuenta de la magnitud de medios con los que contaba. En otro orden de cosas los temas "hawksianos" planteados (lealtad, amistad) se quedan en estadio juvenil y no alcanzan la madurez desplegada por Hawks, aún así la aventura tiene un ritmo dinámico y aporta elementos clave del género, en este sentido sólo hay que recordar a su nieta Indiana Jones y El Templo Maldito para comprobar la influencia ejercida.

Gunga Din es un producto de entretenimiento en el que destacan Cary Grant y Victor McLaglen (con su cara de ex-boxeador en un papel muy diferente a sus habituales colaboraciones con Ford ) que puede verse como ejemplo de género en la línea de las aventuras colonialistas tan en auge en la segunda mitad de los 30 en los USA : acción con elementos bélicos, héroes viriles, localización histórica, papel secundario de la fémina (en este caso Joan Fontaine, aunque el cine contemporáneo comienza a presentar heroínas de un tiempo a esta parte) y todo ello aderezado con humor. Para pasar el rato y comprobar la evolución de las grandes producciones "hollywoodienses" es una buena elección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada