16/7/11

Luna Nueva



His Girl Friday, Howard Hawks, 1940, EEUU, Cary Grant, Rosalind Russell, Ralph Bellamy.

Luna Nueva es la segunda adaptación de la obra de teatro de Ben Hecht y Charles Mc Arthur y puede que sea, con permiso de la versión de 1974 firmada por Billy Wilder (Primera Plana), la más reconocida; su consideración como una de las grandes comedias clásicas, en cualquier caso, está fuera de toda duda.

Apoyándose en un guión de Charles Lederer el versátil Howard Hawks, con su estilo natural, ágil y rápido que la Nouvelle Vague entronizó en los años sesenta, consigue desde la primera secuencia anticipar el ritmo que domina la mayor parte del filme: el movimiento continuo ("Para mí una película motion picture es, ante todo, motion", decía el propio Hawks) y el diálogo trepidante conducen la historia bajo un ritmo vertiginoso. No en vano, la película es recordada por sus diálogos y conversaciones simultáneas conseguidas con el uso de varios micrófonos que eran encendidos y apagados por el técnico de sonido. La velocidad que desarrolla el filme se constata desde la entrada del personaje interpretado por Rosalind Russell (el más importante de su filmografía) en la oficina del periódico y su primer encuentro con su ex-editor y ex-marido, un estupendo Cary Grant, un actor que dominaba el género de manera sublime y que compone un personaje amoral que no duda en emplear cualquier táctica para conseguir lo que pretende.



Elemento clave en esta versión es el cambio de sexo que decidió Hawks: el tornar el personaje masculino de Hildebrand en femenino, Hildegard, y de rebote el del prometido de ésta (un soso vendedor de seguros encarnado por Ralph Bellamy que repite un papel similar al de La Pícara Puritana) consigue situar la obra en otra dimensión añadiendo un elemento romántico y posicionándola en la órbita de las comedias que tenían como epicentro la "Batalla de los Sexos" y que tan en boga estaban por aquellos años, las Screwball: escapismo cómico, ritmo frenético, diálogo ingenioso que se resuelve en/con brillantes duelos verbales, sucesión constante de situaciones que posibilitan una acción vertiginosa y sátira social constituyen el recetario de este subgénero. Y Luna Nueva contiene muchos de estos ingredientes que se salpimentan con la personal aportación de Hawks y su arquetípico personaje femenino, una mujer capaz profesionalmente, decidida y segura de sí misma que tiene un rol activo en la narración y cuyo carácter vitalista refleja el propio del director, una mujer que anticipa cuestiones como la conciliación de la vida laboral y familiar. En este sentido, "Hildy" Johnson no solo se desenvuelve en un mundo de hombres sino que, incluso, lo domina y es aceptada y respetada en el mismo.

La mujer "hawksiana" completa la velocidad del filme y se complementa con la crítica hacia la corruptela de la clase política y hacia el estamento periodístico sin dejar de lado a la psiquiatría que tampoco queda muy bien parada. La celeridad de los diálogos es el sello de identidad de la película pero no son solo rápidos sino también ingeniosos e incluyen auto-referencias inteligentes (para describir al personaje interpretado por Bellamy, el editor interpretado por Grant dice que "se parece a esa estrella de las películas...hum, ¡Ralph Bellamy!") o alusiones políticas implícitas ("la pistola está producida para ser usada", jerga que podemos asociar al socialismo científico).



Luna Nueva es una comedia recomendable que mantiene un ritmo elevado durante casi todo el metraje y que adelanta elementos clave en el género (diálogos simultáneos) pero sobre todo es ejemplo del estilo de Hawks: ágil y natural, pues este realizador siempre supo dotar a sus personajes de su propio carácter vital como en este caso a "Hildy" Johnson. Otra cosa es el debate sobre la verdadera independencia de la mujer en las Screwball que se suele ver lastrada por el carácter de comedia romántica y su lógico final y, me atrevería a escribir, deseado...sirva de ejemplo el de esta película para posicionarse en la controversia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada