20/9/10

Al Servicio de las Damas



My Man GodfreyGregory La Cava, 1936, EEUU, William PowellCarole LombardAlice Brady.

Éxito comercial y de crítica, aunque no ganara ninguno y no fuera propuesta para Mejor Película sí fue nominada para media docena de Oscar (cuatro de estas nominaciones en los apartados de interpretación), y, por encima de todo, ejemplo arquetípico de "screwball comedy" y de cine clásico, la sátira social expuesta por La Cava que nos ocupa es una excusa perfecta para acercarse a este cineasta, a este período del cine y a este subgénero.

Con un guión elaborado por el colaborador habitual en el inicio de la carrera de los Hermanos MarxMorrie Ryskind, al alimón con Eric Hatch, autor del libro adaptado, en el que los diálogos chispeantes y precisos y los personajes trabajados son pieza angular, Gregory La Cava construye a través de su económica y elegante dirección un retrato corrosivo de las clases altas de la sociedad estadounidense de la época de la Depresión. Boceto (y nunca mejor dicho ya que este cineasta venía del mundo del dibujo) que encajaba perfectamente con lo que la mayoría de la población quería ver en la pantalla: los ricos son frívolos y su conducta se guía por parámetros banales y superficiales. Aunque no hay que llevarse a engaño, la película, lejos de ser una agria crítica social, es un apunte en el que los pobres son nobles y honestos y la clase acomodada queda fotografiada como alocada.

Al Servicio de las Damas es prototipo de comedia elegante con muchos de los ingredientes que condimentan el plato de las "screwball" tan en boga en aquellos años pues no en vano son un perfecto espectáculo escapista, ideal para sobrellevar los efectos de la aún vigente Gran Depresión y facilitado por la irrupción del sonido: uno de los pilares fundamentales del subgénero es el diálogo frenético, preciso y sarcástico, trufado de doble sentido, además de destacar, entre otros, el ritmo ágil en el que se producen las situaciones más inusuales, las confusiones de identidad, la crítica hacia las clases altas ribeteada de sátira y comentario social y el punto de vista desde el que se enmarcan las relaciones entre los sexos presentándolas como disputas abiertas ("La Guerra de los Sexos"). Todo esto se jalona en el caso del film de La Cava con un sobrio cuidado en el decorado (Clásico y Art Decó) y el vestuario y por unas notables interpretaciones del conjunto del reparto (excelente Powell, uno de los actores más elegantes y uno de los grandes del Cine) ...aspectos que conforman una pequeña joya en forma de película elegante, amena y divertida. Quizás pierda efectividad la propuesta hacia la segunda mitad del film al abandonar su tono mordaz y transitar por la senda de la comedia romántica y ofrecer una resolución un tanto decepcionante pero aún así garantiza entretenimiento y obliga a la reflexión observando la frivolidad con la que las hermanas Bullock buscan su "trofeo" en el vertedero de la ciudad al principio de la obra ...probablemente equiparable a nuestra conducta indiferente al ver a alguien durmiendo en un banco de cualquier parque público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada