20/6/10

La Ley del Silencio



On The Waterfront,Elia Kazan,1954,EEUU,Marlon Brando,Lee J.Cobb,Eva Marie Saint.

Indudablemente es difícil substraerse a la polémica que supuso la declaración ante el Comité de Actividades Antiamericanas que efectuó Elia Kazan,su delación sin contemplaciones de la que nunca se arrepintió conllevó un daño irreparable para muchos y constituye uno de los episodios más ominosos dentro de la tristemente célebre Caza de Brujas instigada por Mc Carthy y de la historia del Cine.La controversia acompaña a esta obra puesto que puede ser entendida cómo la justificación a la conducta del director,comportamiento repudiado por parte de los integrantes de la comunidad cinematográfica,demostrándolo aún años más tarde en la ceremonia de los Oscar de 1999 en la que se le concedió un galardón honorífico a Kazan y la mitad de la platea se quedó en silencio en claro signo de desaprobación.

Independientemente de las connotaciones La Ley del Silencio es una película altamente recomendable por la conjunción de varios factores cinematográficos conjugados con maestría por el director:magníficas interpretaciones de actores inmersos en El Método del Actor´s Studio(semillero de intérpretes en cuya creación y desarrollo el propio Kazan tuvo algo que ver),excepcional fotografía de Boris Kaufman,rodaje en el puerto de Hoboken otorgando las localizaciones un tono semidocumental al film,exuberante-en ocasiones,demasiado- partitura musical de Leonard Bernstein(la única que compuso para una película no musical)y la exposición de temas universales y siempre candentes(redención,venganza,amor y traición,éste último aspecto recurrente en la filmografía de Kazan).

Enorme éxito de taquilla(recaudó 10 veces su presupuesto)la producción de Sam Spiegel arrasó en la ceremonia de los Oscar y cosechó muy buenas críticas y nos ofrece la posibilidad de disfrutar de una de las grandes interpretaciones de uno de los mitos del Séptimo Arte:Marlon Brando;en un papel que le viene cómo anillo al dedo hasta el punto de conseguir una simbiosis entre él y su personaje,el estibador Terry Malloy,tipo atrapado por su propia vida,el actor despliega un sentimiento de pena y desesperanza en cada uno de sus gestos y en el tono de su voz que eclipsan al resto del más que correcto reparto...soberbia actuación recompensada con su entrada definitiva en el Olimpo del Cine.

Mítica obra de Hollywood basada en la serie de artículos de Malcolm Johnson publicados en un rotativo neoyorkino entre 1947 y 1948 sobre la corrupción reinante en los muelles de New York y que le valieron a su autor la obtención de un Premio Pulitzer,escrita por el guionista Budd Schulberg(también testificó ante el Comité y dio nombres)pero cuya cabeza pensante y "alma máter" fue Elia Kazan,La Ley del Silencio tan sólo se resiente por la mayor presencia de la historia de amor en determinados momentos(imposición comercial)en detrimento de la exposición de la situación del muelle;contexto social de una -ímplicita- violencia psíquica extrema que explota física en un final que no acaba de responder a la expectativa generada aún consiguiendo una elevada tensión...dos aspectos que si somos capaces de separar la valía cinematográfica del film del campo político presentado más arriba(hecho que para muchos es complicado e incluso imposible)no desmerecen la consideración de importante película...valor artístico justificado en las interpretaciones o la excelente fotografía de este drama que trata temas importantes con tintes de cine negro y dosis de realismo social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada